Lucas Eguíbar: “En Baqueira arriesgaré por el podio, no tengo nada que perder”

El rider donostiarra, Lucas Eguíbar, durante una competición de snowboardcross. Fuente: CSD

El rider donostiarra, Lucas Eguíbar, durante una competición de snowboardcross. Fuente: CSD

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@JesusOrtizAD
8 de Marzo de 2016, 17:18

Unos meses antes de los Juegos Olímpicos de Sochi, la vida de Lucas Eguíbar dio un giro brusco cuando su hermano mayor, Nico, sufrió un accidente de moto que le causó lesiones graves en el cerebro. Hundido por el golpe, el donostiarra aparcó su deporte durante un par de meses hasta que su hermano despertó del coma. Y juntos revertieron la situación: Lucas brilló en la cita olímpica con un diploma tras ser 7º, al año siguiente conquistó el Globo de Cristal como campeón de la Copa del Mundo de snowboardcross y esta temporada lucha por meterse en el Top 3 mundial. Tras Lucas Eguíbar, oro en la Copa del Mundo de Veysonnaz, el rider español espera imponerse en casa, en Baqueira-Beret, y lograr el objetivo.

Pregunta.- Se le resistía la victoria esta temporada y en Suiza ha legado su 2º triunfo en Copa del Mundo, ¿cómo se siente?

Respuesta.- Supone una liberación, me ha costado conseguir una victoria porque no acababa de redondear una buena actuación. En Sunny Valley, en Rusia, lo tuve muy cerca pero un corredor italiano me empujó por detrás y sólo pude acabar 3º. Desde ese momento mi cabeza sólo pensaba en querer más, por eso la victoria en Suiza me sabe genial, me he quitado esa espina.

Lucas tras ganar en Suiza. Fuente: FIS

Lucas tras ganar en Suiza. Fuente: FIS

P.- En 2015 cimentó la conquista del Globo de Cristal en Veysonnaz con un oro y una plata y este año ha vuelto a ganar, ¿qué tiene esta estación para que se le de tan bien?

R.- La conozco bastante bien, es cierto que en estos dos últimos años me ha ido genial en este circuito, aunque ya llevo 4 años compitiendo allí y nunca me había salido tan bien como en estas dos temporadas. Es especial y ojalá vuelva a repetir triunfo en los próximos años.

P.- Sin embargo, en la prueba de Copa del Mundo del día anterior fue 29º.

R.- Fallé, se me dio muy mal la competición, fue todo muy extraño, había nevado y no me salieron las cosas, pero cuando parecía que el podio en la clasificación general se me escapaba, al día siguiente me tomé la revancha, me acompañó la suerte y gané. Tener un día después otra carrera es una nueva oportunidad que no hay que dejar escapar.

P.- ¿Está caro el podio en snowboardcross?

R.- En nuestro deporte es muy complicado lograr un podio porque todos estamos muy igualados, puede ganar cualquiera. De hecho, en la 1ª Copa del Mundo celebrada en Suiza ganó un chico -el canadiense Baptiste Brochu- que había hecho un solo podio en su vida y lo hizo ante el campeón olímpico Pierre Vaultier, así que esto demuestra la máxima igualdad que existe y el gran nivel que hay, ninguno de los riders regala nada, es una lucha constante. Por mínimos detalles te puedes caer y decir adiós a la competición. En octavos de final estuve a punto de irme al suelo en la última curva, pero supe encararla bien y pasar a la siguiente ronda. Por eso, cualquier despiste o toque con otro rival, te deja fuera, da igual que seas el mejor o el favorito.

P.- Figura como 4º en la general a menos de 300 puntos del ruso Nikolay Olyunin, ¿ve más cerca el podio?

R.- El objetivo del Top 3 está a mi alcance, es posible, estoy a 300 del tercer puesto y a 700 del segundo, así que si llego a la final puede que lo consiga, aunque necesitaré algo más ya que los que están arriba -Olyunin, Alessandro Haemmerle y Pierre Vaultier- están muy fuertes y han demostrado ser los mejores, pero en el snowboardcross todo es posible.

Lucas Eguíbar en una prueba.

Lucas Eguíbar en una prueba.

P.- Baqueira-Beret acoge la última prueba del año, ¿cómo la afronta?

R.- Con muchas ganas e ilusión porque va a venir mucha gente a verme. Tengo las pilas cargadas e Iré a disfrutar, a pasármelo bien y a ganar. No tenemos ninguna referencia del circuito porque todavía lo están construyendo, pero todos iremos a ciegas, así que estamos en igualdad de condiciones.

P.- ¿Qué Lucas veremos en la estación del Valle de Arán?

R.- A un rider valiente que busca disfrutar en cada bajada. En Baqueira saldré a por todas, a buscar el podio, arriesgaré desde el primer momento porque no tengo nada que perder. Si estuviese 3º en la general, igual mi estrategia sería más conservadora para mantener el bronce, pero voy 4º y no queda otra que pelear por el podio en la clasificación.

P.- ¿Está contento con el desarrollo de la temporada?

R.- Estoy satisfecho, el año pasado fue un poco raro, suspendieron varias Copa del Mundo y de las 3 carreras que se celebraron gané un oro y una plata. Pero en una temporada larga como la de este año, con una serie de circuitos en los que todos son muy diferentes, me he visto muy bien. He realizado 7 carreras, de las cuales en 5 he estado en el Top 10, así que estoy feliz porque antes me salía una bien y otra mal, y en esta ocasión he demostrado una mayor regularidad.

Nico y Lucas en los premios de la prensa.

Nico y Lucas Eguíbar en los premios de la prensa.

P.- Hace unos días probó el ciruito de PyeonChang, donde se celebrarán los Juegos Olímpicos en 2018, ¿qué tal las sensaciones?

R.- Todavía queda para los Juegos Olímpicos, tengo mucha ilusión porque en Sochi me quedé con un sabor agridulce y sé que puedo mejorar mucho hasta que llegue la fecha. En cuanto al circuito, me gustó mucho, en aquella ocasión hizo viento e influyó en la carrera, en la que terminé 10º. Espero obtener allí un mejor resultado dentro de 2 años. Pero antes está el Mundial de Sierra Nevada en 2017, el cual me hace mucha ilusión, ya que España se está volcando cada vez más con el snowboard y sería un sueño ganar el Mundial en mi país, rodeado de mi gente.

P.- Como dice su hermano Nico en el cortometraje ‘Gigantes Paralelos’, esto no ha hecho más que empezar.

R.- Así es y más con 22 años, me quedan muchos años por delante y ojalá pueda levantar muchos más Globos de Cristal como campeón del mundo y alguna medalla olímpica. Puede que el éxito me haya llegado muy pronto, siempre soñé con ganar la Copa del Mundo y lo he logrado siendo tan joven. Han sido muy especiales estos dos años, en los que he mejorado mucho, he aprovechado la ocasión para meterme entre los mejores del mundo y sé que tengo aún bastante margen de mejora.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar