Pol Carreras, el llanero solitario de la nieve

Pol Carreras

 

El joven esquiador, que tuvo que emigrar a Suiza para crecer en este deporte, se las ingenia sólo para disfrutar de su pasión por los esquís. A través de una campaña de micromecenazgo puede afrontar partes de los gastos de una temporada. Acude a Sochi con mucha confianza: “No hay nada que perder, primero iré a disfrutar y después a volar”.

Jesús Ortiz García

La falta de medios y recursos económicos ha dejado en el camino a muchos deportistas españoles, pero hay otros que exprimen todas sus opciones para continuar disfrutando de la modalidad que les apasiona. Pol Carreras se las ha tenido que ingeniar sólo para seguir con el veneno del esquí alpìno. A través de una campaña de ‘crowfunding’ recolecta dinero por medio de las redes sociales para cubrir la temporada. Después de luchar contra viento y marea le llega su recompensa: los Juegos Olímpicos de Sochi.

“Mi idea no estaba en ir a las Olimpiadas, pero el año pasado dí un gran paso, soy más competitivo. Es una respuesta a aquellos que no confiaron en mí. Estoy muy contento, no sólo por mí, sino por mi familia que me ha apoyado bastante. Ahora recojo los frutos de todos estos años de trabajo”, comenta. El esquiador de 23 años llega a la ciudad rusa con la mochila llena de ilusión, motivación y buenos resultados.

Pol carreras podio

Pol Carreras con el dorsal 3 en Francia | AD

En noviembre se proclamó campeón del slalom del Ski Chrono de Val Thorens (Francia) y en enero tercero en el FIS de Notre Dame de Bellecombe (Francia): “El balance de la temporada ha sido muy positivo hasta Navidad, pero después, por culpa de una fractura en el sacro, en la cadera, las cosas no han salido en enero. Pero ya estoy recuperado y con ganas de que lleguen los Juegos”, explica.

En la estación de Krásnaya Poliana competirá en las pruebas de gigante y slalom, modalidad que lleva mejor encarada. “Este invierno la he preparado más, es donde me veo más fuerte. Vengo desde atrás y siendo realista, con estar entre los 15 ó 20 primeros estaría muy satisfecho. Soy un deportista pequeño, peso poco y esas características las suplo con arriesgar en la pista. En Sochi no hay nada que perder, primero iré a disfrutar y después a volar”, afirma el catalán.

Ágil en movimientos y agresivo al final de las curvas, esta temporada ha progresado a nivel técnico, “pero aún tengo que trabajar más el deslizamiento. Estoy en línea ascendente, soy persistente y he mejorado mi fortaleza mental”. A Pol Carreras no le quedaba otra, ha tenido que madurar de golpe, entrenar y planificar viajes en solitario. “Me cambió la mentalidad, haga mal o buen tiempo esquío al límite, aprovecho más el tiempo y los recursos que me dan. Ahora la presión me la exijo yo mismo”, asegura.

Del equipo suizo a la soledad

El esquiador de Valldoreix entró con 16 años en el equipo español, donde desarrolló su aprendizaje a lo largo de 4 temporadas. Fue entonces cuando el equipo suizo Steffen-S1 le fichó. “No podía dejar escapar esa oportunidad, era eso o dejar el esquí. Fue una experiencia increíble, han sido importantes en mi progresión deportiva y personal, sin ellos no habría llegado a Sochi”, subraya.

Sin embargo, por una cuestión de edad tuvo que abandonar el conjunto helvético y regresó al equipo de la Federación Española de Invierno, que precisamente, no le acogió con los brazos abiertos. “Duré un año, desde abril de 2013 trabajo sólo. Fue muy duro, me dieron la espalda, me dijeron que no había dinero para mí, que el presupuesto que tenían era para otros deportistas. Tenía dos opciones: o lo dejaba como habían hecho otros esquiadores o seguía peleando con el dinero que me aportaba mi familia”, relata.

polcarreras

Pol Carreras durante una competición | AD

Sin apoyos pese a ser el mejor eslalonista (4 veces campeón de España), Carreras tuvo que reinventarse para alcanzar el sueño olímpico. Después de hacer la pretemporada en Francia bajo la dirección de Max Vitalini y junto a varios esquiadores de otros países, en octubre inició su programa de micromecenazgo en hwww.gofundme.com/poscarreras: “Estaba sin un euro y mi hermana me convenció de la idea, ya que su novio, que también es esquiador, le salió bien”.

La respuesta no tardó en llegar, ha recaudado 6.600 euros, tiene el apoyo del Ayuntamiento de Valldoreix y el de algunas marcas como Fischer o Red Bull. “Es una pasada como se está volcando conmigo, sirve para cubrir buena parte de los gastos de la temporada, que son unos 30.000 euros”, añade.

Su planteamiento es ir año a año, no sabe que le deparará después de los Juegos de Invierno. “Quiero seguir, tener continuidad en Copa del Mundo y estar arriba en Copa de Europa, pero no podría soportar otra temporada más sin recursos económicos. Si no hay dinero tendré que cerrar la ventana”, lamenta Carreras. Pase lo que pase, lo que nadie le podrá arrebatar es su dorsal olímpico en Sochi.


Pol Carreras

Valldoreix (Barcelona), 17-01-1990

En categorías inferiores ha logrado varias victorias y podios en slalom gigante y slalon.
Ha sido 7 veces podio en los Campeonatos de España, cinco veces campeón, una en súper gigante y cuatro en slalom.
Ha participado en 2 Mundiales (en Garmisch-Partenkirchen 2011 y Schladming 2013). En categoría Junior ha disputado a su vez 3 Mundiales logrando como mejor resultado un 38º puesto en el slalom gigante de 2009. En noviembre de 2013se proclamó campeón del slalom del Ski Chrono de Val Thorens (Francia) y en enero de 2014 tercero en el FIS de Notre Dame de Bellecombe (Francia).

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar