Los héroes de Río ya están en España

Foto: COE

Foto: COE

La última tanda de deportistas españoles han llegado desde Río cargados de medallas 

Javier Repetto

Javier Repetto

@jrepetto_s
23 de agosto de 2016, 17:46

La delegación española desplazada a Río de Janeiro ya está al completo en España tras la llegada del último avión desde Brasil a la capital española. En dicha expedición, entre otros, se encontraban algunos de los triunfadores en estos Juegos Olímpicos como Ruth Beitia, Saul Craviotto, Marcus Cooper Walz y Carolina Marín.

Alejando Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE) también ha estado presente y se le ha visto orgulloso y feliz por el trabajo realizado en Río, donde España ha conseguido 17 medallas en estos Juegos: 7 metales de oro, 4 de plata y 6 de bronce.

Para el presidente del organismo español,quedar 14º del mundo es un éxito sin precedentes”, donde se ha demostrado, ha dicho ”la excelencia”. Ahora, en el Comité es tiempo e analizar lo que ha sucedido en Río de cara al próximo curso olímpico, ”para mejorar aquellos deportes que no han obtenido buenos resultados, aunque se haya competido bien”, ha recalcado.

Marcus Walz, Ruth Beitia y Carolina Marín han atenido a los medios 

Sin duda alguno, ellos han sido algunos de los protagonistas de estos Juegos. Con sus triunfos, han hecho vibrar a media España, que han estado pendiente de esos deportes minoritarios a los que nunca mirar y que, gracias a ellos, han disfrutado como si de la final de un campeonato de fútbol se tratase.

Marus Cooper Walz, en particular, ha sido uno de las grandes sorpresas en estos Juegos Olímpicos. El español, de origen inglés, ha conseguido un oro histórico para el piragüismo español, ya que a poco de empezar la competición, el piragüista estaba fuera de Río en el preolímpico. Una clasificación in extremis e inesperada le hizo viajar hasta la capital carioca, donde ha toca el cielo con su 1º oro olímpico.

Walz ha dicho que ”el oro ha sido inesperado hasta para mí”. El deportista, muy simpático, ha explicado además su estrategia de carrera  que le hizo remontar puestos en los metros finales, ”es una estrategia que yo traía desde casa, siempre compito así”, ha aclarado.

Otro de los nombres propios ha sido la de la onubense Carolina Marín. La joven jugadora de bádminton llegaba a Río como número 1 del mundo, algo que podía haber jugado en su contra, pero que la andaluza ha sabido gestionar mentalmente. La victoria de Marín, no solo ha valido para conseguir un oro histórico, sino para acabar con el reinado asiático en el bádminton, pues es el 1º metal de oro de un deportista no asiático en este deporte desde que compite en los Juegos Olímpicos.

A su llegada al aeropuerto de Madrid Barajas-Adolfo Suárez, Marin ha declarado que el oro “es un sueño hecho realidad que siempre he tenido desde pequeña. Hay mucho trabajo detrás de esta medalla, que es lo que se ve. He luchado por ello cada día y por fin lo he cumplido”, sentenciaba muy emocionada.

Ruth Beitia, la veterana atleta de 37 años, también ha levantado a los españoles de sus sofás a altas horas de la madrugada. España no pudo haber cerrado de mejor manera el atletismo en Río que con el oro de Ruth Beitia. Y es que, la santanderina había anunciado su retirada tras su amarga 4ª plaza en Londres 2012. Afortunadamente para todos, y  para ella misma, Beitia rectificó y decidió estar en Río 2016, donde volvió para brillar, como también hiciera Michael Phelps, y coronó su carrera deportiva con un oro olímpico.

La cántabra ha dicho que ”no sé si estaré en Pekín 2020, pero ahora toca disfrutar del oro con un poco más de atletismo”, en lo que parece una clara intención de continuar a corto plazo compitiendo en lo que mejor se le da: el salto de altura.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar